Nombre: Alberto García Bataller

Lugar de nacimiento: Madrid

Lugar de residencia: Madrid

Profesión: Profesor universitario y entrenador

Currículum: Entrenador de la RFEN en el CAR de Madrid de 1989 al 1992, entrenador de la FETRI de 2000 a 2008, director técnico júnior de la RFEN del 1996 a 2000, profesor en el INEF de Madrid, etc.

Deportistas entrenados: Actualmente Ana Burgos

Contacto/web:

www.anaburgos.info, www.anaburgostraining.com

 

 

 

 

 

– En el mundo del triatlón eres conocido principalmente por ser el entrenador de Ana Burgos, ¿desde cuándo trabajas con ella?

Desde que empezó a practicar triatlón en el 1999. Este primer año compartimos la preparación entre Andreu Alfonso y yo. A partir del 2000 sólo la entreno yo y… hasta el momento.

 

– ¿Cuál es el secreto para que una triatleta de 45 años siga rindiendo al más alto nivel?

La constancia, la ilusión y sobre todo el día a día. Pero no es más importante lo que hace, es lo que no hace, su nivel de descanso es fundamental y hacer una buena planificación de competiciones y de descanso semanal. Creo que es un ejemplo de dedicación al entrenamiento y a todo lo que llamamos entrenamiento invisible. Su currículum y resultados así lo avalan pero al ser mujer sus resultados se valoran menos, hay deportistas de triatlón y otros deportes con igual o menor curriculum pero al ser chicos están mucho mas valorados, y esto sirve para todo el deporte femenino en general.

 

– Pero tu faceta de entrenador comenzó en la natación, en el que atesoras también un grandísimo currículum, con Juegos Olímpicos incluidos. Cuéntanos qué trabajo desarrollabas en la RFEN…

Ha sido muy variado, desde entrenar en el CAR de Madrid a los nadadores que estaban becados y de los cuales seis estuvieron presentes en lo JJ.OO. de Barcelona 92, a una etapa posterior como director técnico júnior en la que me encargué de toda la natación joven, desarrollando el programa de detección de talentos y todo lo relacionado con el desarrollo de la natación júnior. Y también he sido profesor de la escuela de entrenadores.

 

– ¿Cómo entraste en el mundo del triatlón?

En el año 99 empecé a entrenar a Ana y en el 2000, con el acceso de Andreu a la FETRI como director técnico, me propusieron hacerme cargo de la natación del grupo femenino, compartiendo el grupo con Juan Rodríguez, pero como los puntos de vista de ambos eran diferentes en el 2001 ya empecé a desarrollar el entrenamiento completo de un grupo de triatletas.

 

– ¿Qué tiene este deporte que sigue atrayendo cada día a más y más gente?

Es muy divertido, muy variado, te permite entrenar casi todos los días aunque tengas una pequeña molestia. Puedes correr, nadar o montar en bici y no tienes que parar. Además te permite competir en varias especialidades, carreras populares, travesías o cicloturistas. Pero sobre todo es muy variado.

 

– Has estado también muchos años como técnico de la FETRI, ¿qué destacarías de esa etapa?

Sobre todo lo que he aprendido de entrenamiento en dos deportes como la carrera y el ciclismo, lo que he aprendido de Ana como deportista, el ver a una deportista a la que entrenas quedar 7ª en unos JJ.OO., conocer gente que me ha enseñado mucho, como Fernando Lozano, Juanma Santisteban, etc…

 

– Vamos a hablar de tu faceta como profesor en el Inef de Madrid, ¿qué significa “enseñar” para ti?

Es lo que siempre quise hacer, cuando empecé a estudiar la carrera tenía claro que quería ser profesor en el INEF y las circunstancias de la vida me permitieron serlo en el de Madrid a los dos años de terminar mis estudios. Ahora mismo la enseñanza me permite transmitir los conocimientos que adquiero por todo aquello que aporta la ciencia y sobre todo aporto a los alumnos todo aquello que no está escrito, que sólo la experiencia me permite aprender, creo que es un plus que puedo aportar al alumno y que espero que valoren.

 

– ¿Qué te sientes más?  ¿Entrenador o profesor?

Las dos cosas. Cuando entreno estoy enseñando, porque soy de los entrenadores que explica el cómo y porqué, y cuando doy clase en el aula transmito lo que aprendo de mis deportistas y lo que aprendo de mis errores y aciertos en el entrenamiento diario.

 

– Recientemente se ha celebrado el III Simposio Nacional sobre Entrenamiento para Deportes de Resistencia, en el que has sido uno de los ponentes invitados, ¿qué opinión te merece este tipo de eventos? ¿Es necesario el reciclaje continuo de los entrenadores?

Hoy en día y a pesar de Internet, es fundamental el ver a la persona que te transmite los conocimientos, porque su actitud y forma de desarrollar un contenido te explica más que el fondo. Una forma de entender el entrenamiento y sobre todo el dialogo cara a cara es algo fundamental. Uno de mis mayores tesoros como entrenador son las tertulias que en muchas ocasiones se dan cuando estás concentrado, el debate con otros entrenadores, aún de otros deportes, es fundamental para seguir creciendo. Por eso todos aquellos cursos de formación que sólo se desarrollan on line están llamados al fracaso en la formación del alumno, no así del organizador que reduce sus costos de manera importante. Cada año surgen nuevas formas de entrenar y por tanto el reciclaje y el intercambio de información técnica es fundamental.

 

– Ahora también dedicas una parte de tu tiempo a entrenar a deportistas populares, ¿te dan más o menos satisfacciones que los élite?

Me dan las mismas y también aprendo de ellos, sobre todo del esfuerzo que hacen por entrenar y la ilusión que llevan a la competición, que es la misma o más que la que se pone en la salida de unos JJ.OO. y por tanto mi aportación e implicación es la misma que en el alto rendimiento.

 

–  ¡Mójate un poco! ¿qué se está haciendo bien y qué se está haciendo mal en el deporte español?

El nivel del deporte español está subiendo y se mantiene de forma admirable. Quizá el poso de este momento de oro haya que buscarlo en la creación del plan ADO para los JJ.OO. del 92 y que ha permitido durante estos años crear una estructura de apoyo a deportistas y entrenadores, y sobre todo que los deportistas de deportes no profesionales se puedan dedicar de una manera completa al desarrollo de su actividad. El conocimiento de los entrenadores y la aportación de equipos de apoyo médico, biomecánico, psicológico, etc., también han hecho que este nivel suba. Sin embargo también hay sombras, creo que una de las cosas que deberían cambiar es el apoyo a los deportistas que se retiran, las becas ADO deberían tener en cuenta la retirada del deportista, permitiendo de alguna manera que el deportista tuviera una ayuda durante 1 ó 2 años después de su retirada. Y hablando de triatlón en particular, creo que los entrenadores personales de los deportistas están poniendo mucho más esfuerzo por llegar a Londres 2012 que la propia estructura técnica de la federación, que se está perdiendo en unas rígidas y anticuadas formas de control y que tiene poco fondo técnico.